Logo

QUÉ ES LA FISIOTERAPIA EN UROGINECOLÓGICA
El concepto de disfunción del suelo pélvico femenino hace referencia a una amplia variedad de condiciones clínicas; debido a la íntima relación entre las vías urinarias inferiores, la esfera genital y la ano-rectal, la mayoría de estas disfunciones no pueden entenderse de forma aislada; unas pueden dar lugar a la aparición de otras y es preciso realizar una evaluación global de toda la región pelvi perineal.
Las disfunciones del suelo pélvico afectan especialmente a la población femenina, siendo la Incontinencia Urinaria la afectación más frecuente. El suelo pélvico es un sistema muscular y ligamentoso que sostiene la parte inferior del abdomen (también llamada periné) como un arco protector en forma de hamaca flexible, cuya función es mantener en posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero (en caso de mujeres) y el recto. Al tratarse de una región muscular, su debilitamiento es bastante común si no se ejercita y causa problemas, entre los más frecuentes, de incontinencia urinaria.
La Incontinencia Urinaria es una pérdida involuntaria de orina lo suficientemente importante como para constituir un problema social y/o higiénico, dando lugar a un problema clínico que en ocasiones es causa de incapacidad y dependencia, altera la calidad de vida del paciente, disminuyendo la actividad física, las relaciones personales, repercusión en la actividad sexual y obliga a adoptar determinadas estrategias (como utilizar compresas o empapadores) y en ocasiones lleva al paciente a buscar ayuda profesional.

Existen diferentes tipos:
• De esfuerzo: pérdida involuntaria de orina durante un esfuerzo o ejercicio como la tos o el estornudo.
• De urgencia: pérdida involuntaria de orina acompañada o inmediatamente precedida por un deseo repentino de orinar no controlado con facilidad.
• Mixta: pérdida involuntaria de orina asociada con la urgencia miccional y con el esfuerzo.
• Por rebosamiento: pérdida en forma de goteo que aparece cuando la capacidad de almacenamiento de la vejiga es superada. Se da ausencia de deseo miccional.
• Continua: en ausencia de deseo miccional.

La prevalencia de esta patología es muy alta (se calcula que un 24% de la población femenina tiene pérdidas de orina según datos del Observatorio Nacional de Incontinencia , que aumenta hasta el 50% en mujeres de avanzada edad). Estos datos (se estima que los registrados están muy por debajo de los casos reales existentes sin diagnosticar) pueden ser debidos al pudor a buscar ayuda, a la ignorancia de que tiene una fácil solución en la mayoría de casos (el 80% de ellos se solucionan con fisioterapia uroginecológica utilizando técnicas de fácil aplicación, bajo coste y nulos efectos secundarios) y al desconocimiento de los factores de riesgo que favorecen el debilitamiento de esta región, entre los cuales destacamos:
- Embarazo y parto.
- Cirugías de próstata.
- Edad.
- Prolapso o descenso de vísceras abdominales.
- Obesidad (por el aumento de la presión en la región perineal).
- Cardiopatía e hipertensión en tratamiento con diuréticos.
- Enfermedades del Sistema Nervioso Central (Parkison, Accidente Cerebro-Vascular, Esclerosis Múltiple).
- Enfermedades músculo-esqueléticas que supongan disminución de la movilidad.
- Demencia.
- Fármacos.
- Factores ocupacionales: trabajos que supongan esfuerzos físicos intensos, deportes de impacto, etc. Con respecto a los deportes de impacto, aumentan la presión sobre la vejiga venciendo en ocasiones la presión uretral (sin embargo no existen estudios que afirmen que los deportes de impacto se relacionan con un aumento del riesgo de incontinencia por estrés). Los ejercicios abdominales tradicionales también contribuyen a un aumento de la presión intraabdominal, por lo que estarán contraindicados y en su lugar serán sustituidos por la práctica de gimnasia abdominal hipopresiva.
Hay que tener en cuenta que con los años, este tipo de problemas se pueden agravar con prolapsos, disfunciones sexuales, síndrome de relajamiento perineal, etc., que van a seguir disminuyendo la calidad de vida de la mujer.
En relación a los PROLAPSOS, éstos hacen referencia a la caída de los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero o recto) a través del conducto vaginal. La mujer puede tener sensación de pesadez o bulto en la zona genital y /o pélvica, tumefacción en la vulva, sensación de que pierde un órgano genital, etc.
Otras disfunciones con las que nos podemos encontrar son:
Alteraciones esfintéricas, Dolor Pélvico Crónico, Síndrome de atrapamiento del Nervio Pudendo, Disfunciones Sexuales (Anorgasmia, Vaginismo, dispareunia), etc.
El tratamiento se basa en el uso de diferentes técnicas como las que aquí se exponen:
• Toma de conciencia del Suelo Pélvico y técnicas comportamentales.
• Tratamiento de disfunciones articulares: De pubis, sacroilíacas, sacrococcígea, etc., ya que la falta de estabilidad de la pelvis ósea puede afectar a la funcionalidad del suelo pélvico, y viceversa.
• Estimulación de la musculatura del suelo pélvico: Ejercicios de Kegel, Gimnasia Abdominal Hipopresiva (Concepto Marcel Caufriez), uso de pequeños dispositivos (bolas chinas, conos, Educator, Epinó, tubos de pírex, etc.), electroestimulación, biofeedback, masaje perineal, estiramientos, autoestiramientos, etc.
• Tratamiento del resto de estructuras de la cavidad abdominal: Relajación del diafragma torácico, reeducación de la musculatura abdominal, tratamiento de otros grupos musculares relacionados, técnicas miofasciales.
Éstas y otras técnicas se han demostrado eficaces en un porcentaje elevado de los casos susceptibles de tratamiento, si bien es cierto que hay ciertas patologías, como es por ejemplo el caso de los prolapsos grado 3 o 4 en los que la cirugía se presenta como la solución más adecuada.

CALENDARIO DEL TRATAMIENTO
El tratamiento completo consta de 24 sesiones aproximadamente, que se distribuyen en 12 semanas.

1º) Grupo 1: pacientes con alteraciones musculo-fasciales y alteraciones del control motor.
• Primera Fase de Tratamiento: Manual, electroestimulación y biofeedback.
• Segunda Fase de Tratamiento: Fortalecimiento con ejercicios y reeducación postural.
• Tercera Fase de Tratamiento: ejercicios abdomino-pelvianos y control motor.

2º) Grupo 2: pacientes con alteraciones musculo-fasciales pero con buena conciencia e integración del suelo pélvico.
• Tratamiento: Programa de entrenamiento con o sin biofeedback, reeducación postural, ejercicios abdomino-pelvianos y control motor.

3º) Grupo 3: pacientes sin alteraciones musculo-fasciales pero con disfunción abdominal y/o postural.
• Tratamiento: Reeducación postural, ejercicios abdomino-pelvianos y control motor.
• Tratamiento: Programa de entrenamiento con o sin biofeedback, reeducación postural, ejercicios abdomino-pelvianos y control motor.
En algunos casos es posible variar el protocolo dependiendo de las circunstancias propias de cada paciente.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS
• Problemas de incontinencia urinaria: prevención, tratamiento, etc.
• Problemas de prolapso genital: prevención, tratamiento, etc.
• Dispareunia: dolor durante las relaciones sexuales.
• Vaginismo.
• Dolor pélvico crónico.
• Tratamiento de la incontinencia fecal: de heces o de gases.
• Tratamiento del estreñimiento terminal de causa funcional.
• Preparación al parto.
• Tratamiento de patologías funcionales durante el embarazo: ciáticas, lumbalgias, edemas miembros inferiores, etc.
• Linfedema de Miembros superiores tras mastectomía (Drenaje Linfático Manual).
• Etc.

CONTRAINDICACIONES DE ELECTROESTIMULACIÓN
• Marcapasos cardíacos.
• Heridas cutáneas/ infecciones de piel.
• Embarazo.
• Obstrucción uretral / retención urinaria importante.
• Infección urinaria / vaginal.
• Denervación total del suelo pelviano.
• Tumores intrapélvicos /metástasis.
• Menstruaciones dolorosas o alteraciones del ciclo.

PREGUNTAS FRECUENTES
¿Qué Es La La Incontinencia Urinaria?
La Incontinencia Urinaria es una pérdida involuntaria de orina lo suficientemente importante como para constituir un problema social y/o higiénico, dando lugar a un problema clínico que en ocasiones es causa de incapacidad y dependencia, altera la calidad de vida del paciente, disminuyendo la actividad física, las relaciones personales, repercusión en la actividad sexual y obliga a adoptar determinadas estrategias (como utilizar compresas o empapadores)
Cada tratamiento dura aproximadamente 30-40 minutos, es indoloro y la mejoría del dolor se observa en las primeras sesiones.

¿Quién realiza el tratamiento?

Después de la visita informativa, realizará una consulta con un ginecólogo de que valorara su patología y una vez descartadas las contraindicaciones del tratamiento prescribirá el protocolo idóneo para su dolencia. Posteriormente realizará el tratamiento una fisioterapeuta certificado.

¿Puede La Fisioterapia ayudarme con mi problema?

Con la fisioterapia se Toma de conciencia del Suelo Pélvico y técnicas comportamentales, Estimulación de la musculatura del suelo pélvico: Ejercicios de Kegel, Gimnasia Abdominal Hipopresiva (Concepto Marcel Caufriez), uso de pequeños dispositivos (bolas chinas, conos, Educator, Epinó, tubos de pírex, etc.), electroestimulación, biofeedback, masaje perineal, estiramientos, autoestiramientos, etc.
Se han demostrado eficaces en un porcentaje elevado de los casos susceptibles de tratamiento.

¿Cuántos tratamientos voy a necesitar?

El número de sesiones requerido depende del diagnóstico y la gravedad general de su lesión. Una sesión tiene una duración de alrededor de 30-40 min. y el promedio de tratamientos a realizar es de 20 a 25. Algunos casos más complejos pueden requerir alguna sesión adicional.
La mejora de su problema varía en función de los pacientes y las patologías, sin embargo, la mayoría de los pacientes experimentan el alivio del dolor durante las primeras sesiones.

¿Hay alguna razón por la que no pueda realizar el tratamiento de electroestimulación?

Hay pocos individuos que no puedan recibir el tratamiento. Sólo algunos pacientes con algunas limitaciones como tumores, marcapasos, embarazadas, etc. Al ser un tratamiento que se realiza con prescripción médica sólo podrán acceder aquellos pacientes que estén en condiciones óptimas para recibir el tratamiento con seguridad.

Si La fisioterapia uroginecológica funciona tan bien ¿cómo es que no he escuchado más sobre esto?

La fisioterapia uroginecológica es todavía un procedimiento médico relativamente nuevo. La terapia es poco conocida ya que muchas personas piensan que ese tipo de problema es típico de la edad, por el parto, etc… El tratamiento las disfunciones de suelo pelvico va creciendo día a día y los médicos y profesionales de la sanidad empiezan a recomendar a sus pacientes que realicen el tratamiento.

¿Por qué debo tener en cuenta esta terapia?

El tratamiento es indoloro y los pacientes pueden realizar trabajos ligeros. Las sesiones duran aproximadamente 30-40 minutos al día, 2/3 veces a la semana durante 12 semanas. En poco más de un mes su dolor habrá desaparecido. Es así de fácil.

centrosanitario
EscuelaUCM
ofertas
electrofitnes